Transformación digital en México y Latinoamérica

La transformación digital (DT) constantemente es observada como un proceso en el que se implementan recursos tecnológicos digitales en la totalidad de unidades de una empresa para formular relaciones que se sostengan a lo largo del tiempo dada la comprensión que se establece sobre las necesidades de los consumidores.

Quizá sea esta una de las múltiples maneras de acercarse a este proceso. Al referirnos a lo digital, pensamos en traspasar cada vez nuevos límites y emplear ideas innovadoras que aprovechan la tecnología para darle a un negocio el impulso que requiere.

Es decir, se busca hallar todas las posibles y potenciales oportunidades que tiene un producto o servicio que ya existe para implementar y ofertar una experiencia única para cada consumidor.

Efectivamente, se trata de una nueva manera de relacionarse con clientes, pero también es la forma de poner un negocio a la vanguardia, incluso algunos podrían argumentar que es una nueva forma de interactuar con los clientes. Las empresas que implementan procesos de DT se encuentran a la vanguardia en contextos de países en vías de desarrollo, como es el caso de México y Latinoamérica.

¿Qué es la transformación digital?

Transformación digital es el proceso a través del cual se aprovechan las ventajas de las tecnologías digitales en busca de formular nuevas relaciones de empresa, generando una cultura de negocio y potenciando la experiencia de los consumidores clientes, o adaptando las estrategias pre existentes para satisfacer las demandas del mercado que es un organismo cambiante.

El replanteamiento del funcionamiento de una empresa para entrar de lleno en la era digital es transformación digital. La DT va más allá de las fórmulas preestablecidas del círculo de marketing – ventas – servicio al cliente. Al contrario, tiene su punto de partida y el cierre de su ciclo en la constante interacción con los consumidores.

Cuando se dejan atrás las viejas hojas de cálculo para administrar una empresa y los procesos de relación con los clientes y comienzan a utilizarse aplicaciones inteligentes que engranan los distintos procesos a través de las posibilidades que ofrece la tecnología digital, un negocio comienza a replantear su rumbo y tiene la posibilidad de imaginar una nueva forma de existir y crecer.

En el caso de las empresas que apenas inician, lo mejor es planear su estrategia de negocio desde el principio, a partir del uso de las tecnologías digitales. El siglo XXI exige empresas a su altura, con visión de futuro en las que la tecnología sea el eje fundamental de relación con el público.

La transformación digital es clave en la operación de empresas que busquen un lugar en el posicionamiento de las mejores en ofrecer una experiencia al cliente.

¿Por qué es importante la transformación digital?

La digitalización de una empresa tiene importancia en muchos sentidos, incluso es un factor que incide en la captación de empleados mejor capacitados y con mayores expectativas de crecimiento profesional y personal, pues son quienes buscan colaborar en organizaciones que cuenten con una habilitación tecnológica que les permita desenvolverse de una manera óptima.

Hacia adentro de una empresa, es de gran valía comenzar un proceso de transformación digital como una forma de evolucionar el negocio, consiguiendo la agilización de los diversos procesos internos, potenciar las interacciones entre la empresa y los consumidores, así como las relaciones entre las diversas áreas, y potenciando las capacidades de los empleados y estableciendo una cultura enfocada a la experiencia del cliente.

Una empresa con visión de futuro no puede darse el lujo de permanecer aislada de la tecnología como un medio para lograr sus objetivos de crecimiento. Los avances tecnológicos no son sólo una posibilidad para alcanzar las metas, son en realidad el motor que impulsa las operaciones hacia adentro de una organización y establece las bases de comercialización y servicio al cliente.

Las herramientas tecnológicas permiten a las empresas tener a los datos y su análisis como el núcleo de la estrategia de DT, y esto da paso a la utilización y aprovechamiento de estos, pues al conocer el comportamiento de los clientes, se pueden diseñar procesos para mejorar su experiencia.

Jamás en la historia, las empresas habían tenido el volumen de datos sobre la interacción con sus clientes como en el día de hoy, esto se ha logrado gracias al Internet de las cosas.

Una utilización correcta del análisis de estos datos puede dar como resultado una información muy valiosa que direccione la toma de la decisiones más adecuadas para mejorar y potenciar las experiencias de los clientes, integrando esta información a la operación comercial de la empresa.

Sin la tecnología, es imposible beneficiarse del big data y todas las posibilidades que ofrece para innovar en la forma en que se obtienen los datos y las distintas maneras que se tienen para analizar la información que se genera en cada interacción con clientes y con potenciales consumidores.

Existen empresas que siguen operando y funcionando bien sin haber implementado estrategias basadas en el uso de la tecnología para la comercialización y la organización interna de lo procesos, pero el uso de aplicaciones digitales y el cambio en la forma en que los consumidores se comportan, obligan a pensar que muy pronto deberán cambiar esta forma de trabajo, entre más pronto, mejor.

Conoce la solución ideal a tu necesidad

Beneficios de la transformación digital

Mejora y facilita la recopilación de datos

Hoy en día, aún hay muchas empresas siguen recopilando datos sobre sus clientes de forma ineficaz. Gracias al proceso de DT se formula un sistema para recibir los datos que se requieren y utilizarlos de la manera más óptima, accediendo a un nivel mayor de inteligencia empresarial.

La gerencia de datos permite analizar a distintas escalas y poner todos los procesos de la empresa, desde la producción hasta la venta, al servicio de la experiencia del cliente.

Optimiza la gestión de recursos

Este proceso resulta benéfico para todas las áreas de una empresa o negocio, pues consolida los datos de todas las unidades, permitiendo enfocar los recursos y esfuerzos en torno a los objetivos trazados después del análisis de datos e información.

El uso de aplicaciones y tecnologías digitales permite concentrar toda la información de la empresa en un solo lugar, evitando la dispersión de datos y enfilando la fuerza de la empresa al alcance de las metas señaladas. Así se transforma la empresa en una organización eficaz y eficiente que brinda al cliente una experiencia satisfactoria.

Crear perfiles de clientes basados en datos

La información generada de distintas formas es fundamental para saber quiénes son los clientes de una empresa y qué buscan, para poder incidir en sus decisiones de compra y consumo.

Cuando se comprende a los clientes, se pueden diseñar estrategias basadas en sus necesidades y su comportamiento. Los datos que se recopilan y analizan gracias a la transformación digital ayudan a definir la forma en que se debe interactuar con los clientes, potenciando las posibilidades de crecimiento de una empresa.

Para este proceso pueden utilizarse redes sociales, bases de datos sobre compras y otra serie de herramientas que, con un uso adecuado, enfocado y ágil, son de gran valía.

Generar una mejor experiencia del cliente

Al conocer el comportamiento y las necesidades de los clientes, se pueden satisfacer mayormente sus expectativas.

Obtener mayores ganancias

Al mejorar la eficiencia y potenciar la experiencia del cliente, crece la rentabilidad de la empresa y con ello las ganancias que se obtienen.

Retos

En la actualidad, el mercado presiona con gran fuerza a las empresas para que utilicen la tecnología para acercarse más pronto y de manera directa a los clientes. Esto hace que muchos negocios se estén centrando en el uso de aplicaciones de software y soluciones para automatizar los procesos que requieren para operar y mantenerse vigentes entre los consumidores.

La transformación tecnológica permite avanzar en distintos aspectos; sin embargo requiere de la atención y la toma de decisiones por parte de la empresa para crecer de manera sostenida tomando en cuenta las capacidades de cada negocio.

Sin duda alguna, el mundo actual implica un reto por sí mismo, pero las empresas que se decidan a innovar tienen la posibilidad de sortear los obstáculos que se presentan, volviéndose más fuertes gracias a los procesos implementados en los que es central el uso de la tecnología para acercarse más a los clientes y atender sus necesidades.

¿Cómo hacer una transformación digital?

1. Definir la visión

Previo a iniciar el proceso de DT, es importante plantear cuál es la experiencia final que se quiere brindar a un cliente. Esto podrá definir y dar claridad a las estrategias que se implementarán y posibilitando más ampliamente el éxito de las operaciones.

2. Involucrar a los líderes

Con los líderes adecuados al mando de la planeación y en el momento de ejecutar el proceso es un factor fundamental. Identificarlos y fomentar su trabajo hará exitosa la implementación de este proceso.

3. Centrarse en la cultura

Las empresas que buscan tener éxito en la implementación de la transformación digital deben poner las bases para formar una cultura enfocada en la innovación digital.

Es necesario lograr que todas las áreas y todos los miembros de la empresa sean parte de esta visión. Esto motivará a todos a buscar objetivos comunes centrados en la experiencia del cliente.

4. Reunir recursos y experiencia

Este proceso requiere experiencia y, a menudo, un equipo de personas para mantener su organización en el buen camino. Hay algunas vías diferentes que puede tomar para formar este equipo. Puede seleccionar personas dentro de su organización, subcontratar o trabajar con un socio tecnológico.

5. Elegir la tecnología adecuada

Existe una cantidad amplia y variada de proveedores, plataformas y opciones para brindar solución a las necesidades de transformación digital. Lo importante es buscar el más adecuado para cubrir lo que cada empresa requiere específicamente. Tomarse el tiempo para comparar y seleccionar de manera informada, hará que evite desperdiciar tiempo y dinero.

¿Cómo ayuda un software a los procesos de transformación digital?

La habilitación digital de una empresa es un proceso de transformación que la llevará a mantenerse vigente en el mundo y el mercado actuales. Sin embargo, hacer un seguimiento del progreso de su transformación digital, controlar las operaciones digitales actuales y trabajar en el cambio organizacional a la vez puede ser un desafío.

Para todos estos pasos del proceso, CIMATIC ofrece las herramientas que requiere su empresa para innovar y estar a la vanguardia beneficiándose de las estrategias necesarias y específicas para su desarrollo. Brindamos soluciones tecnológicas empresariales efectivas.

Conoce la solución ideal a tu necesidad