Tableros de control ¿Es posible mejorar sin medir el progreso?

Ante eventos de incertidumbre como el que estamos atravesando, es necesario replantear las estrategias administrativas y económicas para tener un óptimo control de su empresa. Lo mejor en estos casos es usar tableros de control debido a que son una herramienta que ayuda a detectar oportunidades y evitar pérdidas que afecten la estabilidad del negocio.

¿Qué son los tableros de control y para qué sirve?

Los tableros de control también conocidos como dashboards son una herramienta que desde hace varios años se ha empleado para la gestión y monitoreo de las acciones empresariales, ya que permiten determinar la efectividad de cada objetivo para evaluar su cumplimiento y en función de ello, mejorar la toma de decisiones.

Así mismo, algunos los nombran Balanced Scorecard (BSC), término inglés que se usa para referirse a lo que comúnmente se conoce como Cuadro de mando integral, un instrumento útil de control de gestión que se utiliza para instaurar estrategias en beneficio de toda la empresa y evaluar su rendimiento y evolución.

¿Qué contienen los tableros de control?

Este tipo de sistemas de control han sido desarrollados bajo la premisa de una mejora continua, la cual les permite a las empresas integrar a cada una de sus actividades con el objetivo de tener una amplia visión estratégica y para que ello se logre, se recurren a indicadores que ayudan a controlar y medir la eficiencia de los objetivos, la visión y la misión de una empresa.

Como lo mencionamos anteriormente, los tableros de control se ejecutan en un software de balanced scorecard que funge como una plataforma integral y colaborativa que tiene acceso a las estrategias y objetivos de la empresa y se divide por cada área para mantener toda la información alineada y actualizada.

Key Performance Indicators

Los Key Performance Indicator o KPI son los indicadores clave de desempeño y así como su nombre lo indica, se trata de una manera de medir si una empresa, proyecto o persona está logrando efectivamente sus objetivos estratégicos.

Este concepto es muy empleado en el marketing, pero no es exclusivo de esta área, también se aplica en el ámbito financiero y de recursos humanos debido a que se los KPI ayudan a gestionar las estrategias y procesos que persiguen una meta en común. Estos indicadores ayudan a evaluar el éxito de manera global e individual de cada factor involucrado.

Estos indicadores clave brindan toda la información con la que es posible medir y cuantificar el desempeño, lo que los convierte en una herramienta que facilita la toma de decisiones, define las acciones futuras y ayudan a diseñar las estrategias que marcan el rumbo de la empresa con miras hacia el éxito.

Objetivos estratégicos

El deseo de cualquier empresa es obtener en el menor tiempo posible, ganancias de lo que oferta, ya sea a través de sus servicios o bienes, pero ¿es este un escenario realista? Si lo anterior fuera posible, el sector empresarial tendría como objetivo único, la comercialización.

Ante esto existen los objetivos estratégicos se definen como las metas que establece una empresa a nivel estratégico para lograrlas a largo plazo. Tienen como base la visión, la misión y los valores empresariales, por ello, se tratan de unificar para que puedan aplicarse a cada área.

Se identifican por ser objetivos claros, alcanzables, medibles y coherentes. Tienen como finalidad el establecer las pautas de acción que estarán encaminadas a la mejora continua de la empresa y de su rendimiento; estos objetivos son el paso previo a la definición de los objetivos operacionales.

Tableros de control automatizados mediante software

Las necesidades y exigencias empresariales son cada vez más y por ello, las tendencias en tecnología han incluido como una herramienta indispensable a los tableros de control gracias a su amplia funcionalidad y beneficios que otorga a todas las empresas que hacen uso de ellos.

Ante esto, hoy en día existen softwares de gestión que cuentan con este tipo de instrumentos que se adaptan al giro y rango de la empresa y por medio de ellos, es posible capturar información de valor y al mismo tiempo, permite tener el control de las variables e indicadores que definen las estrategias.

Con sistema como este se puede visualizar, evaluar y comparar los valores actuales con los de periodos anteriores, lo que permite redefinir las estrategias y objetivos para mantener alineada a la empresa a los requerimientos actuales del mercado. De esta manera, se convierte en una solución tecnológica que brinda resultados tangibles.

Contáctanos







    Lo más leido