¿Qué es la industria plástica?

La industria plástica es la que se dedica a la elaboración de plástico de polímeros y a la utilización de estos materiales para las más diversas aplicaciones. Los plásticos son un material fabricado a partir de polímeros, que son grandes moléculas orgánicas compuestas por unidades o cadenas repetidas basadas en carbono.

Los polímeros se producen cuando las moléculas llamadas monómeros forman cadenas largas en un proceso que se llama polimerización. Por lo tanto, los monómeros podrían concebirse como bloques de una construcción de polímeros.

El polímero se denomina homopolímero cuando está compuesto de monómeros idénticos que se repiten, o copolímero si tiene distintos tipos de monómeros en su composición. Los monómeros utilizados determinan propiedades básicas, estructura y tamaño de los polímeros.

Algunos monómeros comunes que se utilizan para la producción en la industria plástica son el etileno, el propileno, el cloruro de vinilo y el estireno. Estos se obtienen por lo general, del petróleo o de algunos otros combustibles fósiles, representando en la actualidad, entre el 4 y 6% de la producción mundial de este hidrocarburo.

Además de los combustibles fósiles, la industria plástica puede fabricar polímeros a partir de la biomasa, como aceites vegetales para producir bioplásticos. Aunque la producción de estos materiales todavía es muy pequeña, se presenta un crecimiento paulatino.

Sin embargo, aún no se logra igualar las propiedades del producto final con las del plástico derivado del petróleo, porque la biomasa o los aceites vegetales sólo proporcionan los componentes básicos de un polímero.

Cuando se producen plásticos, se utilizan diversos productos químicos como disolventes, iniciadores y catalizadores del proceso de fabricación. Los iniciadores y catalizadores ayudan a la polimerización y sólo se agregan en pequeñas cantidades. Los catalizadores se basan habitualmente en metales como zinc, estaño, magnesio, titanio o aluminio e incluyen, por ejemplo, peróxidos.

Dada la complejidad de la producción de los polímeros y, por ende, de los plásticos, la industria plástica constituye una de las ramas que más vinculaciones tienen con otras áreas del sector industrial, ya sea para recibir insumos, como para generar los materiales con los que se fabrican innumerables productos, desde maquinaria para las industrias hasta los más sencillos útiles para la vida cotidiana.

México no sólo es un país productor de petróleo; durante las últimas décadas también se ha consolidado como uno de los más importantes sitios para la manufactura, lo cual ha representado el desarrollo de múltiples industrias ligadas a la producción de plásticos de polímeros.

Según cifras del Instituto Nacional de Geografía, Estadística e Informática (INEGI), las exportaciones de México en materia de plásticos totalizaron $12,7 mil millones de dólares sólo en 2018, teniendo como principal destino los Estados Unidos que representa un 77% de las exportaciones.

Pero la producción con fines de exportación es sólo una parte del campo de oportunidad para la industria plástica en México, pues el mercado interno representa uno de los mayores consumidores de estos materiales en el mundo.

Los fabricantes mexicanos proveen de una gran variedad de materiales plásticos para componentes automotrices, piezas aeroespaciales, dispositivos médicos, envases y empaques, bienes de consumo, entre otras muchas aplicaciones producidas por la industria plástica.

En la actualidad, más de 4000 empresas de la industria plástica operan en todo México, principalmente en los estados de Jalisco, Nuevo León, Puebla, Querétaro, Guanajuato, San Luis Potosí y la Ciudad de México.

Retos de la industria plástica en México

La producción de productos de plástico, especialmente envases y enseres está cambiando drásticamente frente a los nuevos desafíos del mercado, debido a que uno de los retos más importantes lo representa el aumento en la demanda de productos sostenibles como ahora, que ya se restringe el uso de productos desechables elaborados de plástico.

Esto ha impulsado el desarrollo de plásticos biodegradables y compostables, como resultado la industria plástica trabaja para desarrollar nuevos productos y la infraestructura necesaria para elaborar los productos que el mercado demanda con especificaciones que los hagan amigables al medio ambiente.

Este es sólo uno de los retos que enfrenta esta industria en México y a nivel mundial, pero con la constante innovación y la apertura al cambio que caracteriza a la industria mexicana, se podrán enfrentar nuevos retos con resultados óptimos.

Un área de oportunidad que implica un importante reto para la industria plástica mexicana es la fabricación de equipos de procesamiento para la fabricación de plásticos. Hasta ahora, la mayoría de este tipo de equipos son importados, pero un creciente grupo de empresas se está dedicando a satisfacer internamente esta necesidad, que se incrementa en medida que las empresas requieren equipos capaces de adaptarse al cambio en cuanto a la incorporación de materiales reciclados en sus procesos de elaboración de plásticos.

Oportunidades de crecimiento para la industria plástica

Las perspectivas para la industria plástica en México prevén una trayectoria de crecimiento continuo, entre otras razones, porque la industria automotriz tiene como objetivo a corto plazo incorporar mayores niveles de plásticos en la fabricación de vehículos de pasajeros. La industria plástica es uno de los principales proveedores para la fabricación de automotores y esta rama mantiene un constante ritmo de crecimiento.

Comparativamente, la industria plástica mexicana supera a la de China, Estados Unidos y Alemania, ocupando la undécima posición a nivel mundial en términos de sus volúmenes de producción y capacidades.

En México, además del sector automotriz, los insumos producidos por la industria plástica ocupan un lugar predominante en su aplicación a nuevos productos, tecnologías de desarrollo, construcción, materiales de empaque, consumibles, enseres domésticos, entre un sinfín de aplicaciones que tienen los plásticos derivados de los polímeros.

Hay muchas oportunidades de crecimiento para la industria plástica a nivel mundial. Al ubicarse en México, las empresas pueden beneficiarse del alto nivel de la mano de obra con un gran conocimiento dentro del área.

Nuestro país también es la puerta de acceso a más de 50 mercados de los países con los que cuenta con tratados de libre comercio, además de la proximidad a la demanda del mercado estadounidense.

Contáctanos







    Lo más leido