¿Qué es automatización industrial?

La automatización industrial es la integración e implementación de un control de la maquinaria y de los procesos que intervienen en la fabricación de productos en distintos ramos aplicado por sistemas autónomos mediante la utilización de diversas tecnologías como la robótica y el software. 

A partir de la mecanización del trabajo en la industria, ha sido necesaria la especialización de los trabajadores, así como adopción de medidas que hagan eficiente la línea de producción, limiten los márgenes de error y reduzcan al mínimo la merma de materias primas.

Este uso de la tecnología permite poner en marcha procesos controlados, en su totalidad, a partir de un software, facilitando la producción y ofreciendo a las empresas el concentrarse en la innovación y el crecimiento de su mercado.

Ventajas de la automatización industrial

La aparición de la  automatización industrial, ha representado un control más estricto al funcionamiento de la línea de producción y de la maquinaria empleada en la industria. Los sistemas de control industrial derivados de esta práctica empresarial permiten la supervisión y el control de manera local y remota. 

Con estos mecanismos de control cada vez más avanzados, las industrias pueden operar de manera permanente, lo que implica ahorros en diversos sentidos. El aprovechar los avances tecnológicos en el sector empresarial ha aumentado la productividad, se reducen los errores y se mejora la calidad. 

Productividad

La automatización de las actividades y procesos en la línea de producción, brinda a las empresas una notable mejoría en su rendimiento, reduce los errores humanos que pueden generar pérdidas, mejora la calidad, la velocidad de los procesos aumenta, logrando en algunos casos resultados que rebasan las expectativas de un proceso sin la intervención de software. 

Al implementar esta innovadora práctica una empresa puede manejar un gran porcentaje de las actividades mecánicas de manera automática, lo que da a los trabajadores la oportunidad de concentrar sus esfuerzos en tareas de mayor interés y valor para el desarrollo de la empresa, como la resolución de problemas, la búsqueda de soluciones y la generación de nuevas ideas.

Calidad

La automatización industrial hace más diversa la gama de posibilidades en las áreas de  producción dentro de una empresa. En la actualidad, los negocios que se dedican a la fabricación de cualquier tipo de producto pueden producir artículos de la más alta calidad a un ritmo más rápido y a un costo más bajo en comparación con las formas de producción del pasado. 

La automatización mejora la calidad de los productos reduce y logra eliminar el error humano; mejora la integración de los diversos procesos en una cadena y aumenta la precisión, además de ofrecer la capacidad de crear productos cada vez más complejos y especializados. A través de ella es posible identificar los errores que suceden en el proceso, así como el estado físico de la maquinaria.

Flexibilidad

La flexibilidad se puede definir como la capacidad de responder de manera eficiente a las demandas cambiantes del mercado, hoy en día, es uno de los valores agregados más importantes para las empresas. 

La flexibilidad que la automatización industrial brinda, logra que las empresas trabajen en un entorno de integración en el que es posible ofrecer  una mejor respuesta a las necesidades del cliente y respalda la colaboración interactiva en movimiento.

Los avances recientes en materia de esta innovación industrial se centran en la flexibilidad y la calidad. La flexibilidad de fabricación no sólo permite elaborar más tipos de productos, también suma el diseñar productos especializados según la demanda de los clientes o del mercado en un momento específico, ofreciendo a las empresas la posibilidad de producirlos automáticamente de manera casi inmediata, lo cual redunda en beneficios cuantitativos y cualitativos para el negocio.

Exactitud

Un proceso automatizado no sólo debe procurar la integración de todos los pasos de la cadena de producción, sino que también debe ser exacto. Muchas situaciones requieren mediciones exactas, ubicaciones, instalaciones e instrucciones que deben seguirse con precisión y exactitud, la automatización industrial trabaja para lograr una cadena de producción totalmente apegada al mando, con un control absoluto, encaminado a lograr la exactitud. 

Con el uso de tecnología especializada, las probabilidades de error son escasas o nulas en contraste a un proceso no automatizado. Además, aunque los sistemas automatizados mejoran enormemente los procesos, las cadenas de producción tienen algunas limitaciones, que un proceso automatizado puede identificar como piezas desgastadas, averiadas o maquinaria que requiera mantenimiento. 

La eficiencia de un sistema automatizado se muestra en el resultado final y al mismo tiempo en la detección de errores. Los activadores, sensores y recolectores de datos pueden monitorear sus propias máquinas para realizar cambios o alertar a quienes pueden realizar cambios.

Seguridad

Si bien una de las grandes ventajas que proporciona la automatización industrial es la mayor eficiencia que se logra en un proceso de producción, una característica muy importante a tomar en cuenta y decidir implementar un sistema de esta índole es la serie de medidas de seguridad que proporciona. 

Al contar con procesos industriales automatizados se reduce el riesgo de lesiones a nivel operativo al retirar a los trabajadores de los procedimientos de trabajo peligrosos. Aunado a todo ello, un sistema automatizado puede responder con mayor rapidez frente a las emergencias, pues los equipos pueden monitorearse en tiempo real. Eventualidades que en otro momento se hubieran considerado inevitables, pueden prevenirse y solucionarse antes de que ocurra.

Desventajas de la automatización industrial

Costo

Automatizar los procesos de una empresa requerirá una gran inversión. Es necesario realizar investigación y desarrollo para mantener actualizados los procesos y garantizar que los altos costos que puede implicar la integración de este tipo de tecnología represente  un mayor beneficio y que, a largo plazo la inversión resulte en una serie de ahorros y no en un gasto operativo.

Tipos de automatización industrial

Cuando una empresa se ha decidido a comenzar un proceso de automatización industrial tiene una amplia gama de tipos de automatización entre los que puede elegir dependiendo del grado de adopción que desee implementar, el sector en el que se desarrolla, los productos o servicios que ofrece, así como el volumen de producción.

Flexible

Este tipo de automatización se  refiere a aquella que permite configurar una máquina para adaptarse a un nuevo producto. De esta forma, prácticamente no se pierde tiempo en cambiar la configuración de un elemento a otro. 

Dado que con este tipo de automatización no se pierde tiempo en reprogramar el sistema o alterar la configuración física de las máquinas, no es necesario realizar los productos en lotes separados. 

El uso de tecnología avanzada es recomendado para producciones medias, ya que gracias a la implementación de la automatización flexible, la producción puede realizarse de manera continua y es adaptable a los diferentes tipos de productos que elabore la empresa.

Programable

Los procesos industriales automatizados a los que se refiere esta práctica empresarial se controlan mediante un software que comprende una serie de instrucciones en código con el fin de que el sistema las interprete y ejecute. 

Puede utilizarse un software nuevo en este tipo de procesos para producir artículos nuevos, dado que el sistema es absolutamente flexible. Existe la posibilidad de reconfigurar y ajustar el equipo tanto a nivel de software como de hardware. Por lo que es recomendada para empresas con baja producción, puesto que el proceso de reprogramación de la máquina para adaptarla a nuevos productos es complejo y requiere un tiempo específico. 

Fijo

La automatización industrial flexible es aquella en la que el proceso implica  que un robot o una máquina ha sido diseñado para realizar una tarea específica, altamente repetitiva y para un volumen de producción muy elevado. 

Estos procesos son fijos y no pueden sufrir cambios, pero son muy rápidos, precisos, seguros y con altos índices de producción. Los beneficios que la automatización aporta a la industria son ideales para procesos con alto volumen de carga y baja variabilidad de trabajo.

Sistemas de automatización y control

Los sistemas de control de automatización industrial son cada vez más cruciales para la fabricación en una variedad de sectores. Estos contemplan la integración de dispositivos, máquinas y equipos dentro de la planta de fabricación. 

Son soluciones empresariales que requieren infraestructuras seguras para permitir las comunicaciones y transferencias de datos, así como dispositivos inteligentes para la recopilación de datos. De igual forma, necesitan hardware, software y soluciones de comunicación que conviertan los datos recopilados en acciones y resultados.

Por medio de esta tecnología es posible controlar automáticamente el nivel de producción en función de los datos recopilados automáticamente y en tiempo real de los canales de venta y distribución. 

Para la implementación de sistemas de automatización industrial, usted y su empresa cuentan con CIMATIC. Ofrecemos la infraestructura necesaria en materia de software especializado en automatización y control, brindándole toda la experiencia y el respaldo de la calidad de productos innovadores que llevarán a su empresa a otro nivel en cuanto a productividad, e incrementarán el valor agregado de los productos que ofrece.

Contáctanos







    Lo más leido