Mejorar los procesos de producción

Cumplir con los tiempos de entrega y aumentar la productividad es resultado de la mejora en los procesos de producción y en CIMATIC contamos con soluciones tecnológicas que hacen posible el desarrollo de las empresas.

Identificar problemas de producción

Los problemas más comunes que surgen en una industria son:

  • No se tiene constancia del tiempo que se necesita para realizar los procesos de producción.
  • Las líneas de producción no están balanceadas.
  • Tiempos muertos en máquinas y operadores.
  • No se anticipan a los posibles imprevistos y no se garantiza la entrega dentro del plazo acordado.
  • Los materiales necesarios en los procesos de producción no se suministran a tiempo.
  • Altos inventarios de material intermedio.
  • Incorrecta o nula planificación de la producción.

Planificación y seguimiento a la producción

La planeación de la producción es aquella actividad que sistematiza diversos métodos que se emplean para activar la cadena productiva con un previo análisis de materiales, maquinaria, recursos humanos y capacidad de fabricación para atender la demanda comercial.

Al conocer los tiempos reales de los procesos de producción, se puede realizar una planificación de esta, la cual nos va a permitir corregir posibles imprevistos y adecuar los recursos necesarios para cumplir los plazos de producción.

El tener toda la producción planificada, permite saber qué cantidad de materiales necesitas y lo más importante, cuándo los necesitas. Teniendo los materiales a tiempo en cada proceso, da como resultado una reducción importante de tiempos muertos.

Una vez hecha la planificación, debes comprobar que se cumple, realizando un seguimiento de la producción y reajustando tiempos en el planning hasta que se ajuste lo más posible a la realidad.

Metodologías y herramientas de producción

Una vez que tienes el estudio de tiempos y la planificación adecuada, conseguirás tener control y tendrás los datos necesarios para empezar a aplicar la mejora en los procesos de producción mediante la implementación de las herramientas lean manufacturing.

No es necesario poner en marcha todas las herramientas de lean manufacturing, ya que, cada una de ellas tiene características y propósitos concretos. Por lo tanto, cada empresa debe escoger aquellas que mejor se adaptan a sus procesos de producción. Estas herramientas se pueden aplicar de manera aislada y de manera gradual, poniendo el foco en el medio y largo plazo.

A medida que se implementan un mayor número de herramientas, la productividad y los beneficios de la empresa aumentan de forma notable debido a que se apoyan unas sobre otras.

Las más importantes son:

5S

Se utiliza generalmente para optimizar las condiciones de cada puesto de trabajo, aplicando para ello la limpieza, el orden y la organización. Consiste en eliminar todo aquello que el operario no necesita en su zona de trabajo, evitando así pérdidas de tiempo a la hora de buscar herramientas.

SMD

Esta es una técnica cuyo principal objetivo es reducir el tiempo que tardan los empleados en cambiar el utillaje de herramientas y máquinas. Gracias a él se pueden fabricar lotes pequeños, lo que supone un gran punto a favor para adaptarse de forma precisa a cualquier tipo de imprevisto que surge durante el proceso productivo.

KANBAN

Es un sistema que permite encontrar el punto de equilibrio óptimo en los procesos de producción entre proveedores y clientes. Se basa en el re-aprovisionamiento mediante señales que avisan en el momento en el que se necesita mayor cantidad de material.

HOSHIN KANRI

Permite alinear los objetivos de la compañía en su conjunto con el trabajo que se lleva a cabo en el taller. De esta manera, cada una de las acciones que tiene lugar en el taller supone un paso más para que la empresa alcance sus objetivos.

Favorece en gran medida la comunicación entre los mandos y los empleados y mejora la productividad, ya que, todas las partes tienen una dirección clara.

ANDON

Se define como un sistema de control visual. Gracias a él todos los empleados de la empresa pueden conocer en tiempo real cuál es el avance y estado de las acciones de mejora continua.

Se trata de una de las herramientas más útiles para lograr la involucración de toda la plantilla. Además, gracias a ella, si se detecta un problema, la producción se paraliza por completo para dar con el origen y proceder a su resolución.

TPM

Es una herramienta de gestión de mantenimiento, diseñada a fin de evitar las paradas en las máquinas a causa de una avería. El principal objetivo es lograr un cambio de pensamiento en los operadores para así eliminar las averías y los accidentes en el lugar de trabajo. Al eliminar los tiempos muertos se mejora la productividad al tiempo que se reduce el tiempo de ciclo.

HEIJUNKA

Ofrece un sistema de planificación para optimizar la producción, trabajando con lotes más pequeños y mezclando distintos productos en los mismos procesos de producción. Así se consigue adaptar la capacidad productiva a la demanda del cliente, reduciendo plazos de entrega.

TAKT TIME

Se conoce como Takt time al ritmo productivo al que una compañía debe producir en función de cuál sea la demanda del cliente. Se trata de un sistema simple e intuitivo, que permite ajustar el ritmo de producción para cumplir con los plazos de entrega.

GEMBA

Indica que hay que pasar más tiempo en el taller y menos en la oficina. De este modo resulta mucho más sencillo comprender cuáles son los problemas reales que suceden en los procesos de producción.

Para mejorar los procesos de producción una buena alternativa es integrar la tecnología que se adapta a las necesidades de su empresa y no sólo cumple con esa función, con un software empresarial es posible cumplir objetivos a corto, medio y largo plazo, lo que logra aumentar la productividad y competitividad de su empresa.

Conoce la solución ideal a tu necesidad

Contáctanos







    Lo más leido