¿Cómo ha cambiado la forma de hacer de negocios la inteligencia empresarial?

¿Inteligencia empresarial? Para muchas personas este concepto les remite a pensar en algún tipo de tecnología futurista, pero en realidad es una solución que ha llegado a darle un nuevo sentido al crear estrategias de negocios, mejorar la productividad e incrementar la competitividad, esto y más a través del correcto análisis de los datos. ¿Complejo? Es más sencillo y útil de lo que se puede imaginar.

¿Qué es la inteligencia empresarial?

En décadas anteriores, destacar en el mundo empresarial era muy sencillo puesto que la competencia era poca y ante esto, los clientes terminaban inclinándose por aquellas marcas de renombre. Hecho, que ponía en cierta desventaja a las empresas que surgían en busca de una oportunidad comercial.

Y si además de lo anterior, estas nuevas no contaban con un plan estratégico que les ayudara a tomar las mejores decisiones, el negocio rendía pocos resultados. Por fortuna, los avances tecnológicos han tenido una satisfactoria evolución y han aportado valor al sector empresarial.

Prueba de ello es la inteligencia empresarial, también conocida como Business Intelligence (BI) o inteligencia de negocios que hace referencia al conjunto de aplicaciones, técnicas y estrategias que se orientan en el análisis y la interpretación de datos que facilitan la toma de decisiones y mejoran los resultados.

Es una herramienta estratégica que usa como principal recurso toda la información que genera una empresa y por medio de ella, permite conocer el estado actual y las áreas de oportunidad que tiene la marca. Por lo tanto, ayuda a gestionar de manera eficiente y en tiempo real el cruce de información.

Inteligencia de negocios aplicado a una empresa

Ante los nuevos retos que enfrentan las empresas con relación a la competencia y a las nuevas prácticas de consumo de los clientes, se han tenido que adaptar e incorporar nuevas herramientas que les permitan mejorar su forma de trabajo para mantenerse dentro del terreno de negocio.

La inteligencia empresarial es una solución tecnológica clave, debido a que se encarga de realizar una labor exhaustiva de recopilación, análisis e interpretación de datos y esto se emplea para conocer la situación actual de la empresa y generar nuevas estrategias que tengan un impacto positivo.

Este conjunto de herramientas han sido diseñadas para ofrecer una solución confiable que ayude a las empresas a mejorar su rendimiento y por ende, a mantener su competitividad y evolucionando en función de la información que se genera constantemente.

¿Cómo funciona la inteligencia empresarial?

En primera instancia a la mayoría de las empresas les es complejo el integrar tecnología de este tipo, ya que al ser especializada parece requerir conocimiento y experiencia previa para su manejo. Sin embargo, es muy sencillo implementar e integrar al plan de trabajo gracias a su funcionamiento dinámico y eficiente.

Como parte de sus funciones principales se encuentra el recopilar y procesar la información con la que le es posible tener un informe completo de la actividad empresarial. Además, analizar y ofrecer estatus completos ayuda a diseñar las estrategias de negocio que mejor se ajusten a la empresa, a su giro y a sus objetivos.

¿Qué información necesita la inteligencia empresarial?

Todas las empresas generan gran cantidad de datos que les ayuda a desarrollar una capacidad predictiva cuando se tiene una herramienta de inteligencia empresarial que es capaz de identificar la relevancia de estos para generar óptimas estrategias que proyecten objetivos reales y alcanzables.

La inteligencia empresarial analiza datos estructurados o desestructurados de diversas fuentes que pueden ser el área de recursos humanos, financieras, ventas, inventarios, informes anteriores, redes sociales, foros, etc. Toda la información le ayuda a generar estrategias que ofrecen resultados.

Conoce la solución ideal a tu necesidad

¿Cómo se aplica la inteligencia empresarial?

Anteriormente, esta inteligencia sólo era utilizada para saber y explicar, es decir, su funcionalidad se enfocaba en el presente y no siempre se tenía pronta y buena respuesta, lo que generaba desfases e ineficiencias en la toma de decisiones y aunado a ello, era una herramienta de uso exclusivo para unas cuantas empresas.

Con los avances tecnológicos, la inteligencia empresarial fue mejorando sus funcionalidades y en la actualidad es considerada, una herramienta de analítica avanzada que le permite a cualquier empresa simplificar este proceso y les otorga un amplia visión y comprensión de sus datos y además, les ayuda en la creación de tableros de control personalizados.

Ahora, cada vez más empresas están integrando esta herramienta debido a los beneficios que otorga y a las exigencias del mercado, ya que a través de ella es posible mejorar la eficiencia y el rendimiento de cada área y en conjunto, lleva al cumplimiento de los objetivos que mantienen a los clientes satisfechos con la marca.

La inteligencia empresarial por sí sola ya es una herramienta poderosa, pero al integrar otro software especializado sus resultados se incrementan, puesto que ambos trabajan de manera dinámica en los procesos y los datos de la empresa generan informes, brindan una visión amplia del negocio y se enfocan en el cumplimiento de los objetivos.

La capacidad de adaptación que muestran las empresas por medio de la implementación de herramientas como esta tiene una orientación clara hacia el cumplimiento de sus objetivos, un mayor crecimiento y la generación de utilidades y esto se obtiene de manera efectiva cuando se incentiva una forma más inteligente de hacer negocios.

En Cimatic contamos con la solución ideal para cada empresa y una herramienta que sabe adaptarse a las necesidades de su empresa BIRST( Business Intelligence)
Es una herramienta con tecnología patentada de aprendizaje automático, que le ayuda a mejorar la toma de decisiones basada en datos y a cumplir sus objetivos empresariales.